Cómo el cacao hondureño encontró una oportunidad en la crisis

Cómo el cacao hondureño encontró una oportunidad en la crisis

28/05/2020

El refrán popular “de la crisis una oportunidad” resume el caso de la industria y los productores de cacao orgánico y de comercio justo de Honduras que han visto aumentar en un 30% la demanda de su producto desde Suiza, en el contexto de la crisis por la pandemia del Covid19.

El chocolate etiquetado “hecho con cacao de Honduras” se vende en los supermercados Coop de Suiza.

“El ciudadano suizo normalmente come en la cafetería de las empresas o de las universidades. Actualmente, la industria en general ha estado cerrada, la población está en casa y comprando más la comida en los supermercados y eso ha provocado el aumento del consumo del chocolate de Honduras en un 30%”, explica Luis Vélex, gerente de la empresa Chocolats Halba Honduras.

La cuarentena que vive Honduras desde marzo del 2020 modificó, sin embargo, un poco la dinámica de recolección del cacao, aunque “el proceso no se alteró en lo absoluto” dice Vélex.

La recolección del cacao tarda más por las restricciones de movilización, entonces, llega un poco más lento a las bodegas en San Pedro Sula. La empresa no ha cerrado. Y, a pesar de la pandemia, continúa con los beneficios a los productores.

“Chocolats Halba ha mantenido los precios a los productores, por encima de la bolsa. Brinda un anticipo de compra a las cooperativas, prefinanciando la compra con 0% interés, para que las cooperativas paguen al productor cuando le entrega el cacao en baba”, indicó.

Las cooperativas siguen recolectando cacao y fermentándolo. Y en Chocolats Halba están trabajando con todas las medidas de bioseguridad que las autoridades de salud y el gobierno ha recomendado.

Covid versus cambio climático

Mientras en los supermercados Coop de Suiza a diario se compra el chocolate elaborado con cacao hondureño, en Honduras la empresa sigue acopiando y exportando cacao a pesar de la pandemia.

Hasta mayo, en cuarentena, han enviado 25 toneladas de cacao orgánico y de comercio justo. Vélex indica que próximamente exportarán 100 toneladas más, de las cuales 25 son orgánicas y de comercio justo.

El chocolate que se hace con cacao de Honduras debe tener doble certificación: orgánico y comercio justo. Y ese cacao doblemente certificado representa el 50% del cacao que reciben en bodega la empresa, dice Vélex.

“Suiza recibe llamadas cada semana y el stock es muy pequeño”. No pueden reaccionar porque dependen de la producción en campo.

Con tono de preocupación Vélex señala que la producción de cacao no se ve afectada por la pandemia sino por el cambio climático.

“Lejos de los desafíos que presenta la movilización por restricciones de país por la cuarentena de la pandemia, es más la adaptación del cambio climático y los cambios de fechas de cosecha por zona lo que puede variar el abastecimiento de cacao”, indica Luis Veléx.

Según las proyecciones de la empresa, se debían haber comprado 80 toneladas de cacao y sólo han conseguido 50 toneladas. “El desfase se debe a las condiciones del cambio climático”, agrega.

Como buen previsor, Chocolats Halba viene trabajando en conjunto con Rikolto para enfrentar la crisis climática aprendiendo sobre la implementación de Sistemas Agroforestales Dinámicos Sucesionales (DAF), esto como parte de las actividades del Proyecto Gestión de Conocimiento de la cadena de valor de cacao de Centroamérica que implementa Rikolto, la Fundación Mundial del Cacao (World Cocoa Foundation) y la Cooperación Suiza para el Desarrollo (COSUDE).

“Estamos aprendiendo sobre los DAF con los cacaoteros, estos sistemas le permiten a las familias incorporar cobertura vegetativa, aportar diferentes nutrientes al suelo e incrementar la productividad de la planta de cacao”

Lourdes Zamora Coordinadora de proyectos de cacao - Rikolto

Es una alternativa sostenible para los productores porque permite producir alimentos sanos (orgánicos) y diversificados que se incorporan a la dieta, fortalecen el sistema inmunológico, recrea ecosistemas y constituye una herramienta para enfrentar el cambio climático.

Mientras los técnicos de Chocolats Halba visitan a diario las cooperativas y centros de acopios, la empresa brinda el servicio de asistencia técnica presencial o virtual en calidad de postcosecha. “Los técnicos están trabajando para que la calidad no se afecte en lo absoluto, a pesar de la pandemia”, señala Vélex.

Chocolats Halba tambien participa con Rikolto y Helvetas Honduras en el proyecto Fortaleciendo la Cadena de Valor de Cacao de Calidad en el departamento de Olancho, con el cual Rikolto esta trabajando con APROSACAO, para mejorar su desempeño empresarial y aplicando herramientas como LINK para evaluar los niveles de inclusividad entre la asociación de agricultores y Chocolats Halba.

Es una relación de mutuo beneficio. Para los productores hondureños, la sobre demanda es una oportunidad para afinar los procesos de producción de su cacao. Para los ciudadanos suizos es la posibilidad de seguir recibiendo su chocolate favorito a pesar de estos tiempos de pandemia.

Y entre una semilla que se siembra en Honduras hasta la barra que se degusta en un apartamento suizo, hay una cadena de procesos que cada día trata de ser, más justo comercialmente, más sanos y ambientalmente más responsables.

¿Quieres saber más del programa? contacta a:

Ninoska Hurtado
Ninoska Hurtado
Coordinadora de Programas | Nicaragua

Redacción y edición:

Judith Vanegas
Judith Vanegas
Consultora de comunicación