Honduras: primer país con una política de género para su café

Honduras: primer país con una política de género para su café

02/03/2021
Natalia Palomino
Natalia Palomino
Comunicación y gestión de fondos | Perú y Ecuador

Sobre la relación entre equidad de género y café, no hay mucho escrito. El reporte Gender Equality in the Coffeelands (2015) de la SCAA señala que las mujeres en la cadena a menudo enfrentan una “doble carga”. Las productoras, en particular, trabajan tanto en la finca como en las tareas del hogar por un total de 15 hora al día: casi el doble que sus pares varones. Esto se complica aún más por la creciente responsabilidad en finca de las mujeres.

El sector café de Honduras representó en el año 2019 el 3.27% del PIB Nacional y el 31.69% del PIB Agrícola (Banco Central de Honduras, 2019). Las mujeres productoras que participan de este éxito son alrededor de 24 858, distribuidas en 16 departamentos y 221 municipios, según el IHCAFÉ (2019). El rol de la mujer es importante en la producción, particularmente durante la época de acopio y selección de granos; pero también han comenzado a destacar en el mundo de la catación y barismo hondureños.

Pensando en la sostenibilidad del sector, y pese a que las mujeres conforman solo el 20% de la mano de obra registrada, es importante contar con políticas que permitan incluirlas y generarles mayores oportunidades de participación en la cadena a futuro. Por este motivo, una Política de Género para el Sector Café de Honduras fue recientemente aprobada por el pleno del Consejo Nacional del Café (Conacafé), que es presidido por la Presidencia de la República.

Esta política, pionera por tratarse de la primera política expedida por un país productor para su sector cafetalero, fue formulada de manera participativa con un enfoque de juventud, se integra a la política cafetalera nacional existente y propicia la inclusión, equidad y sucesión generacional en el subsector café en Honduras. El proceso de formulación participativa fue liderado por el Consejo Nacional del Café (CONACAFE) con el apoyo técnico y financiero de Solidaridad y Rikolto.

Reducir las brechas, aumentar la inclusividad en el sector

Reducir las brechas, aumentar la inclusividad en el sector

La nueva política tiene cuatro pilares estratégicos:

  • Fortalecer a instituciones y organizaciones cafetaleras en el abordaje de la inclusión social y de género.
  • Integrar a actores clave y cooperación en la conversación sobre ambos temas para crear conciencia, coordinar acciones y promover el cambio.
  • Aumentar y mejorar el acceso a servicios y recursos para mujeres y jóvenes que trabajan en el sector.
  • Desarrollar y fortalecer su capacidad de liderazgo.
Lee el documento de política aquí

Cerrando la brecha para las mujeres, con la participación del sector

Para la formulación de esta política sectorial el Conacafé y la Institucionalidad cafetalera se aliaron con Solidaridad y Rikolto. El proceso tomó como punto de partida la revisión del contexto cafetero y agrícola hondureño, el marco regulatorio existente y se continuó con un proceso de consulta con todos los actores de la cadena agroindustrial del café y múltiples sectores para lograr un documento que cuente con un abordaje integral y amplio en materia de género y juventud.

Actores como el capítulo de Honduras de la Alianza Internacional de Mujeres en el Café (Amucafe) y el Instituto Hondureño del Café (Ihcafé), por ejemplo, desempeñaron un papel fundamental durante todo el proceso proporcionando información valiosa para alimentar el desarrollo de la política. Otros colaboradores destacados fueron asociaciones de caficultores (as), exportadores (as) y tostadores (as) de café, además de actores gubernamentales, municipales y locales; tales como la Secretaria de Agricultura y Ganadería (SAG), Secretaria de Finanzas (Sefin), El Instituto Nacional de la Mujer (INAM). Cooperativas cafetaleras, miembros de corporaciones municipales, entre otros.

Delmi Regalado, del capítulo de Honduras para IWCA y una de las participantes del proceso, sostuvo que la política beneficia a las mujeres en múltiples niveles: “(la política) facilita su participación activa en instancias gubernamentales (…) Las expectativas que tenemos son mejorar el acceso a mercados diferenciados, a la tierra, genera mejores oportunidades para que puedan generar ingresos.

En el último trimestre del año 2020, el borrador final fue sometido a una revisión rigurosa por parte de 35 organizaciones e instituciones relevantes, con la asesoría de especialistas en el tema, incluidos miembros de la Cooperación Internacional y representantes del Poder Ejecutivo, Judicial y Legislativo. Los participantes votaron, por unanimidad, a favor de la aprobación de la política, reconociendo que el género, empalme generacional y la inclusión social son claves para el desarrollo sostenible de la cadena de valor del café y parte integral de los procesos de certificación para los productores y exportadores.

Un proceso de largo aliento

Desde el 2019, Rikolto, Conacafé y Solidaridad mantuvieron un convenio de cofinanciamiento para hacer realidad esta política, entre otros objetivos. La idea surgió de la revisión del estudio "Alianza para la Equidad de Género" realizado por el Instituto de Calidad del Café, que analizó la equidad e inclusión de género en toda la cadena de valor. Los resultados presentados en diciembre de 2018 en la Plataforma Global del Café hicieron que el sector cafetero hondureño solicitara apoyo para su implementación.

Napoleón Molina, coordinador de proyectos de Rikolto en Honduras, comentó que la Plataforma de Café Sostenible de Honduras fue un espacio clave al haber propiciado la sinergia entre Rikolto, Conacafé y Solidaridad, que condujo a la formulación de la política de género.

"Estamos seguros de que la plataforma también jugará un papel fundamental en su implementación, porque se requiere del concurso de los actores relevantes del sector", precisó Molina.

Por último, Nelson Omar Funez, secretario del Conacafé manifestó que el proceso de implementación de la política estará a cargo de las Instituciones del sector responsables de ejecutar la política cafetalera nacional en alianzas con organizaciones especializadas como Amucafé, el INAM entre otras.

“El Consejo (del Conacafé) dará seguimiento, monitoreará y evaluará los planes de acción definidos lograr los cambios propuestos a nivel de equidad e inclusión de género y empalme generacional”, comentó Funez.

El pasado 18 de febrero en la primera sesión ordinaria del 2021, la Política de Género del Sector Café, fue presentada y aprobada por el pleno del Conacafé. Con la participación del sector público y privado cafetalero, representado por organizaciones de productores, exportadores y tostadores, se espera que esta decisión permita seguir impulsando de manera estratégica la inclusión de mujeres y jóvenes para el desarrollo sostenible de la caficultura del país.