En medio de la pandemia, Surquillo cocina nuevos sabores junto a su gente en el barrio

En medio de la pandemia, Surquillo cocina nuevos sabores junto a su gente en el barrio

29/05/2021

Una tradición en base al sabor. Gastronomía en cada esquina. Restaurantes, huariques y mercados unidos por la inclusión. Así pinta Surquillo, Barrio del sabor, una nueva apuesta del distrito de Surquillo en la ciudad de Lima, construida en tiempos de pandemia para promover una alimentación para todos y todas.

Las actividades de la marca apoyarán la reactivación económica de 14 mercados de abasto y 618 restaurantes formalmente registrados en el distrito de Surquillo. La iniciativa viene impulsando una serie de talleres y diálogos con vecinos, trabajadores de mercados y dueños de restaurantes de la zona. Este 29 de mayo arranca su primer ciclo de actividades con un festival público del mismo nombre que contempla conversatorios, talleres, tours gastronómicos y música en vivo.

“Surquillo, Barrio del sabor” es también parte del Plan de Acción Alimentario de Surquillo, parte de la iniciativa Mercados del Bicentenario, cuyas acciones Rikolto viene acompañando junto con la Federación Nacional de Trabajadores de Mercado (Fenatm), el Consorcio por la Salud, Ambiente y Desarrollo (Ecosad), la Fundación Friedrich Ebert (FES Perú). El proceso es liderado por la Municipalidad distrital de Surquillo y ha dado como fruto la creación de una visión para el sistema alimentario del distrito, que contempla en su centro a los mercados y que es uno de los más emblemáticos de la capital por su ubicación y variada oferta gastronómica y de alimentos. Conoce más en esta nota.

Mercados y políticas alimentarias a puertas del bicentenario

Los mercados fueron de los espacios más golpeados por la pandemia en Lima. En Perú, el Ministerio del Interior reportó que más de 360 mercados a nivel nacional fueron intervenidos como parte de las medidas para prevenir la COVID-19. Los medios hicieron énfasis en esta situación. Desde entonces muchos cargan con un estigma como focos de contagio, al ser espacios tradicionalmente asociados a la aglomeración y al desorden.

De manera similar, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) en marzo del 2020 , la actividad comercial de restaurantes bajó en un 21.17%, dado que negocios como los de Surquillo fueron obligados a acatar cuarentenas intermitentes y adoptar una modalidad de atención enfocada en el delivery.

En este contexto surge la iniciativa Mercados del Bicentenario que busca contribuir a la formulación participativa de políticas públicas alimentarias en el espacio local, como parte de un esfuerzo anclado en la agenda de la **Mesa de Promoción de Políticas de Entornos Alimentarios Saludables de la municipalidad metropolitana. La apuesta comprende las distintas expresiones del sistema alimentario en el distrito, tales como mercados y restaurantes, así como el punto de vista de los vecinos y grupos autogestionarios como las ollas comunes. Desde ellos (y para ellos) la iniciativa parte de una visión para el sistema alimentario del distrito con acciones estratégicas para mejorar la infraestructura alimentaria. Así se pretende acercar al distrito a la meta de Hambre Cero, y promover mejoras para las condiciones de trabajo con mercados y restaurantes.

“La búsqueda de las mejores condiciones para nuestro distrito en esta pandemia nos llevó a afrontar el problema buscando soluciones con las instituciones sociales, públicas y los comerciantes del distrito, logrando producto de ello un sendero por el cual recorrer y esperar ser el modelo y porque no ejemplo a seguir por otros distritos vecinos.”

Giancarlo Casassa Alcalde del distrito de Surquillo

El Plan de Acción Alimentario de Surquillo impulsa una agenda de trabajo con actores del distrito. Las organizaciones que acompañan la iniciativa de Mercados del Bicentenario ven en este plan la oportunidad para reivindicar la alimentación como acto político y cultural.

“Los mercados han sido tradicionalmente espacios de encuentro donde se refleja la diversidad de nuestra cultura alimentaria. En ciudades como Lima, que concentra un número importante de mercados respecto al promedio nacional, son centrales para abastecer a la ciudad con alimentos sanos del campo. Es igual de importante que sean espacios seguros, dignos y accesibles para toda la ciudadanía. En vez de gentrificarse, deben generar mejores oportunidades para el barrio y la comunidad que le rodea.”

Nataly Pinto-Alvaro Directora del programa de Sistemas Alimentarios Sostenibles de Rikolto en Latinoamérica

“Barrios del sabor”: vecindarios alimentarios claves para la resiliencia

En el marco del Plan de Acción Alimentario del distrito, bajo el eje denominado Surquillo Gastronómico, se impulsó de manera participativa la marca “Surquillo, Barrio del Sabor”. Con ella se busca promover barrios clave con restaurantes y mercados como destinos gastronómicos, para vecinos y visitantes. En medio de la crisis sanitaria, las medidas de confinamiento obligan a los consumidores a buscar alternativas de alimentación más cerca a ellos, situación que aprovecha la municipalidad para impulsar la reactivación económica de negocios locales.

“Es importante pensar en sistemas alimentarios a escalas de ciudad, de distrito, y de caminabilidad alimentaria: pensar en un vecindario alimentario de 15 cuadras o 15 minutos a pie para que las personas lleguen al destino. Así, si hay un evento disruptivo, llegaré caminando al mercado o bodega. Por eso el plan alimentario contempla escalas para incorporar a actores claves del distrito.”

Alain Santandreu Director de ECOSAD
Mapa de Surquillo en escala meso y el radio ideal de los 15 minutos de recorrido respecto a los mercados y vecindarios alimentarios prioritarios.

Sin embargo, explica el investigador, de nada sirve tener un barrio gastronómico si en el mismo distrito hay personas que pasan hambre (población vulnerable como población venezolana y usuarios de ollas comunes). Por eso, el plan de acción también desarrollara el eje de Hambre Cero para ver cómo los Mercados del Bicentenario pueden mejorar el acceso a alimento seguro y saludable en todo el distrito, tomando en cuenta que Surquillo es el distrito más densamente poblado de Lima Metropolitana.

Restaurantes y mercados reactivando la economía local

En tiempos de pandemia muchas personas han perdido sus empleos y la economía local necesita reactivarse. Se espera que la marca atraiga al público, generando movimiento económico para pequeños negocios en mercados y restaurantes. Esta es la expectativa de los miembros de la Federación Nacional de Trabajadores de Mercados del Perú (Fenatm).

“Hay un antes y un después del COVID-19. Lo que antes era nuestra fortaleza – conversar con el casero, producto fresco, la 'yapita' – era lo que el público reconocía, pero ahora todo ha cambiado. Con la iniciativa esperamos un impulso económico en el tema gastronómico, y que esto también traiga beneficios en otros rubros.”

John Zavala Miembro del Comité Ejecutivo Nacional de la Fenatm

Christian Cuadros, dueño del restaurante S'Concha en Surquillo, explica que al reducirse el aforo se perdió hasta el 40% de las ventas y que los deliverys no son sostenibles.

“Los restaurantes que siguen vivos están ahora tratando de mantenerse, todavía no se están recuperando de la crisis. Una iniciativa conjunta con mercados, huariques y otros restaurantes sería una gran medida para mostrar una nueva imagen de Surquillo, incentivar el turismo interno para que personas de otros distritos vengan a Surquillo a comer.”

Christian Cuadros Dueño de restaurante local

En Lima, Rikolto es parte de la Mesa de Promocion de Políticas de Entornos Alimentarios Saludables de la municipalidad metropolitana, impulsada por un grupo multiactor desde el año 2020. Este espacio permitirá elevar la apuesta distrital a los aprendizajes que la ciudad capital necesita para generar resiliencia y acceso equitativo a los alimentos desde barrios y hubs alimentarios.

Impulsamos iniciativas que co-crean soluciones para alimentar a las ciudades y pensar en los retos alimentarios emergentes más allá del 2021. Mercados del Bicentenario y el proceso de diálogo en torno al plan de acción alimentario han permitido construir un espacio de diálogo en torno a políticas alimentarias a nivel local. Con estas bases, la gastronomía y la alimentación se convierten en una oportunidad de inclusión económica y social, así como en motores de desarrollo para la ciudad.

Colaboración para el reportaje | Redacción: Francesca Raffo | Edición y estilo: Natalia Palomino (Rikolto)

¿Quieres saber más sobre este proyecto? Contacta a:

Nataly Pinto Alvaro
Nataly Pinto Alvaro
Directora de Programa Sistemas Alimentarios Sustentables y Resilientes | Ecuador

Alain Santandreu
Alain Santandreu
Coordinación del proyecto Hubs alimentarios | Perú y Ecuador