Ecuador: Intercambio de experiencias conecta a los cafés del norte y el sur del país

Ecuador: Intercambio de experiencias conecta a los cafés del norte y el sur del país

04/10/2021
Natalia Palomino
Natalia Palomino
Comunicación y gestión de fondos | Perú y Ecuador

El sabor y cualidades organolépticas del café de Loja han catapultado su reconocimiento como uno de los mejores cafés del Ecuador. La provincia ocupa el segundo lugar nacional en extensión de cultivos de café, y su producción la mejor puntuada durante los últimos años en el concurso Taza Dorada, nivel de calidad que le ha permitido iniciar gestiones para la denominación “Lojano Café de Origen”.

En reconocimiento a esta trayectoria, del 7 al 9 de setiembre representantes de las Mesas Técnicas de Café de Imbabura y Carchi visitaron experiencias promovidas en la provincia de Loja, tales como la Mesa Técnica del Café de Loja y fincas modelo de la Asociación de Productores Agro Ecológicos de Café de Palanda (APECAP). En base a las experiencias de trabajo, protagonistas de la cadena del café del norte se conectaron con el café del sur en busca de respuestas a preguntas como “¿de qué manera impulsar una acción cafetalera sostenible en el territorio?” y ¿qué oportunidades de desarrollo económico puede fomentar la actividad cafetalera para los habitantes de un territorio?

La gira de experiencias fue organizada por Rikolto en coordinación con técnicos del Ministerio de Agricultura de Ecuador (MAG), con el fin de promover la reflexión sobre buenas prácticas cafetaleras en asociatividad y acción colectiva que generan beneficios y oportunidades para los productores y el territorio. Contó con la participación de 11 productores representantes de Red de Integración Económica de caficultores del Carchi (REDCAFC), Asociación El Placer, Asociación Agropecuaria Aromas del Goatal, Asociación de caficultores Aroma y sabor, Asociación de Cafetaleros El Paraíso, Red Asociativa de Productores de Café de Imbabura (RAPCIC) y Asociación Agro Artesanal de Caficultores Río Intag (AACRI).

Durante la visita Mauricio Muñoz, representante de SwissContact de la Mesa Provincial de Café de Loja resaltó que es importante el diálogo abierto, articulación y consenso para priorizar temas a favor de la cadena de café, aprovechando la experiencia de cada institución. A su vez, el gerente del programa de Café y Cacao del MAG destacó el rol que tuvo Rikolto en los últimos años para vincular la intervención del ministerio con los productores en los distintos territorios. Agregó “será importante activar mesas técnicas en provincias con tradición y capacidad de producción cafetalera de calidad para ir más allá de la comercialización y postcosecha.”

Como puntos fuertes de la experiencia, se resaltaron mejores condiciones generadas para la negociación al interior de la cadena y una mayor capacidad (concertada) para la promoción del producto en el territorio y a nivel nacional.

Los participantes de la gira destacaron oportunidades de mejora para trabajar en alianza con la industria, señalando los altos costos de maquinaria importada y el reto de afrontar la industrialización con tasas de interés en dólares. “Estoy convencido que no basta producir buenos volúmenes de café y buena calidad de café. Hay que incursionar en la cadena de valor de café, fortalecerla para tener beneficios adicionales en la generación de empleo e involucrar a los actores de la economía ecuatoriana en torno al café. El siguiente paso es el valor agregado, para no ser meros proveedores de materia prima”, destacó Ramiro Fuertes, líder de AACRI en Imbabura.

El reto generacional también tuvo un espacio en la discusión “Los jóvenes no tienen historial crediticio y por lo tanto no tienen acceso a crédito. Si no podemos ofrecer volúmenes podemos ofrecer calidad, pero para ello debemos trabajar con los jóvenes”, destacó el productor Sixto Pozo de Carchi agregando que lo realmente importante para hacer frente a los retos es lograr la articulación de los actores de la cadena y una visión común, punto de partida de la experiencia en Loja. En ese sentido, las provincias del norte trabajan actualmente en una propuesta de red interprovincial (Imbabura-Carchi) que permitirá hacer frente a los retos comunes y mejorar la apuesta del sector público y privado.

Durante la visita a las fincas de Apecap en Palanda el presidente de APECAP, Oliveros Alberca, resaltó que es necesario que las asociaciones tengan una misión y visión sólida, así como la importancia que tuvo para ellos convertirse en una organización competitiva con un buen sistema de gobernanza, control y estándares de certificación orgánica: “un buen administrador, una buena Junta Directiva, una buena Junta de Vigilancia, un buen sistema de control y capacitaciones permanentes para los productores. Hay que cumplir las metas y el presupuesto analizarlo minuciosamente, implementando estrategias de costos y reservar fondos de emergencia. (…) Sin certificación seríamos unos intermediarios más”, añadió.

Asimismo, destacaron las ventajas del modelo asociativo para fijar precios, organizar capacitaciones conjuntas en café y temas sociales. “Al estar asociados podemos conseguir ventajas que nos beneficien a todos”, añadió el presidente de la asociación, Oliveros Alberca.

La gira de intercambio de experiencias se realizó en el marco del proyecto “Fortalecimiento de la cadena de valor de Café y Cacao en las Provincias de Carchi, Imbabura y Esmeraldas” financiado por FIEDS y ejecutado por Cospe en asociación con Rikolto.