El “pana-pana” misquito en tiempos del Covid-19

El “pana-pana” misquito en tiempos del Covid-19

02/06/2020

“Pana-Pana” puede traducirse del misquito como “ayuda mutua” o “solidaridad” y es una palabra que describe la labor de Norma Salinas.

Norma tiene 28 años. Trabaja como técnica en el área de cacao y de alimentos del Programa PRAWANKA, dentro de la SAG-DICTA (Secretaría de Agricultura y Ganadería -Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria).

Ella atiende a 68 familias productoras de cacao de las comunidades de Tukrun, Nueva Esperanza y Arenas Blancas, con el cultivo y manejo del cacao, la producción de alimentos y recientemente en la prevención frente al Covid.

“Atiendo a las familias en ocho grupos de productores con la técnica ´pana-pana´, que significa en misquito ayudémonos entre nosotros o ayuda mutua”. Ella da su asistencia técnica en misquito.

La auto superación es parte de la vida de Norma. Se graduó en el 2018 de Ingeniera agrónoma gracias a una media beca. Y como parte de la alianza entre Rikolto con el Comité Nacional de la Cadena de Cacao en Honduras y PRAWANKA en el tema de formación y de fortalecimiento de capacidades, fue seleccionada para participar en el tercer diplomado en “Tecnología para la Producción de Cacao bajo Sistemas Agroforestales", dirigido a jóvenes de Nicaragua, Honduras y Guatemala realizado en el Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico en La Ceiba, Honduras con financiamiento de Fundación Colibri.

“Salió con mayor seguridad del diplomado”, dice su colega José Duque. “Ella es una persona empoderada de sus conocimientos y de las vivencias de las comunidades donde trabaja”. Se ha hecho su hábito compartir información y nuevos conocimientos en las comunidades de práctica en grupos de WhatsApp con técnicos y productores de cacao de diferentes organizaciones de Centroamérica.

Información es poder

Norma durante las sesiones de aistencia técnica con familias cacaoteras.

Norma señala que al inicio de la crisis por el Covid se había paralizado todo. Por lo que buscaron la manera de seguir con las actividades, tomando todas las medidas de bioseguridad.

“Estamos trabajando en dos frentes: en la prevención, informando porque ahorita las personas de las comunidades casi no entienden el Covid 19, no están preparados, lo ven como algo alejado, entonces les explicamos de qué se trata la enfermedad y las medidas para no ser contagiados. El otro frente es la recuperación temprana, concientizando que con la crisis puede haber escases de alimentos y que hay que tomar acciones para que ellos cuenten con suministros producidos por ellos mismos”, señala Norma.

De acuerdo a José Augusto Duque, facilitador de la cadena de valor de alimentos de Prawanka, el programa trabaja en garantizar la labor de alimentación frente al Covid.

Se está trabajando en ayuda humanitaria, que comprende la dotación de raciones de alimentos que van acompañadas de un kit de bioseguridad con productos de higiene e información del Covid y cómo prevenirlo en el idioma indígena misquito y español para la comunidad Pech.

Para la fase de recuperación temprana están fortaleciendo la producción de la familia de la Mosquitia, donando semillas, creando huertos productivos, donde se trabaja con yuca, hortalizas locales y plantas medicinales.

En el caso de producción de cacao han sostenido su comercialización, no la han interrumpido. Antes de la pandemia, señala Norma el cacao lo secaban y sacaban hacia San Pedro Sula. Ahora están fomentando la elaboración de chocolate artesanal, el cual va dentro de las raciones alimenticias de la fase de ayuda humanitaria.

Mañana, salimos al campo a trabajar con productores ayudando con su producción de alimentos y de ahí mismo traeremos los planes de acción de los productores para trabajar en pequeños grupos.

Mañana, dice Norma, salimos al campo a trabajar con productores ayudando con su producción de alimentos y de ahí mismo traeremos los planes de acción de los productores para trabajar en pequeños grupos.

Agrega que en la Mosquitia no es como en la ciudad, que si tienes dinero puedes resolver, por ello “los que producen alimentos tienen que cuidar la producción y no vender todo. En caso de semillas, deben guardar semilla. Ahorita que están cosechando frijoles no tienen que comer o vender todo, deben dejar semilla. Y luego cuando venga otro tiempo de sembrar frijoles no habrá semillas. Todo esto se les está orientando”, reiteró.

Para el Proyecto Gestión de Conocimiento de la cadena de valor de cacao es importante destacar estos héroes que están en el día a día trabajando en hacer sostenible el desarrollo del sector cacaotero en la zona de Mosquitia y poder contar con jóvenes como Norma Salinas que transmitan a través de sus experiencias todo el conocimiento a las familias productoras para hacer eficiente la producción cacaotera.

¿Quieres saber más del programa de gestión del conocimiento en la cadena de cacao para Centroamérica? contacta a:

Ninoska Hurtado
Ninoska Hurtado
Coordinadora de Programas | Nicaragua

¿O quieres saber más sobre nuestras acciones con jóvenes? contactá a:

Jorge Flores
Jorge Flores
Coordinador de proyectos | Nicaragua