Perú: Cacao resiliente suma reconocimientos

Perú: Cacao resiliente suma reconocimientos

18/10/2019
Natalia Palomino
Natalia Palomino
Comunicación y gestión de fondos | Perú y Ecuador

Este año, dos iniciativas apoyadas por la Cooperación belga recibieron importantes premios durante la X Edición del Salón del Cacao y Chocolate de Lima, que reconoció la calidad de los granos y el buen sabor de sus chocolates. Pero los éxitos no se detuvieron ahí. Pronto la Embajada de Bélgica decidió sumarse al reconocimiento de organizaciones cacaoteras con un claro valor diferencial cero deforestación y con sistemas agroforestales que permitan resiliencia frente al cambio climático. ¿En qué consiste su aporte a la mejora de la producción, transformación y comercialización del cacao peruano? Esta nota tiene los detalles.

X Salón del Cacao y Chocolate en Lima

Posicionada ya como una de las ferias referentes a nivel de Latinoamérica, el Salón propone integrar a los diferentes agentes económicos nacionales e internacionales de la cadena de valor del cacao, para gestionar conocimiento, intercambiar información, establecer redes de contacto y promover la actividad comercial del cacao y derivados con un manejo sostenible para el mercado nacional e internacional. Importantes instituciones nacionales como Appcacao, PromPerú, Devida, Minagri y Produce lideran la organización del evento. El programa SeCompetitivo, PNUD y otros importantes aliados de Rikolto en Perú también destacan entre los colaboradores del evento.

Oro y plata para el chocolate de Pangoa

Durante la premiación de la edición nacional de los Internacional Chocolate Awards (Concurso Nacional de Chocolate Peruano 2019), el cacao en concentración al 55% de la Cooperativa Pangoa recibió el Oro en la categoría Micro-batch – Plain/origin milk chocolate bars. Por su cacao raw al 70% ganó el premio de plata en la categoría de Micro-batch – Plain/origin dark chocolate bars. El cacao “natipo” o nativo de Pangoa está hecho a partir de granos finos de aroma de la más alta calidad, y no es la primera vez que el cacao de la cooeprativa recibe reconocimiento internacional. Una de sus muestras concursó en el 2019 en el Salón del Chocolate de París, figurando entre las 50 mejores granos del mundo.

Los mejores mercados para el chocolate en el mundo (Suiza, Bélgica, Francia) tienen una alta demanda por el cacao de calidad. Sin embargo, no es suficiente con tener un buen grano y producir un chocolate que este a la altura. Los mercados europeos se inclinan cada vez más por premiar el cacao sostenible. Por ello el cacao de Pangoa cuenta con doble mérito, ya que en los genes de algunos ejemplares los productores han descubierto la clave para mitigar los riesgos del cultivo frente al cambio climático.

Los "super-árboles" de Pangoa son ejemplares de árboles cacaoteros que son tolerantes al ataque de plagas y enfermedades del cacao que incrementan año a año como consecuencia del cambio climático, y que afectan hasta un 40% de la producción. En los próximos dos años, esta iniciativa pondrá a disposición de los 18,000 productores de cacao en la región Junín material genético de los llamados “súper-árboles” a través de jardines clonales. El material genético permitirá “replicar” cacao de características promisorias de alta productividad, atributos sensoriales de calidad demandados por la chocolatería fina, y tolerancia a plagas. Ello se verá reforzado por la gestión de fincas de cacao fino de aroma con Sistemas Agroforestales (SAF), un esfuerzo impulsado con Rikolto.

Una apuesta de largo plazo

Una apuesta de largo plazo

Con el asesoramiento de Rikolto, Pangoa diseña sistemas agroforestales, con especies originarias de la zona, que han sido seleccionadas por su alto rendimiento, preservando la biodiversidad de la Amazonía. Entre el cacao, musáceas, frutales y maderables, los productores reciben ingresos de forma seccional, desde los primeros meses de establecimiento de la parcela agroforestal, hasta los próximos 40 años.

Reconocimiento belga

Tres meses después del Salón, la cooperación belga, a través de la Embajada de Bélgica en Lima promovió un nuevo homenaje a la experiencia de Pangoa y otras que generan un cacao resiliente y cero deforestación, como parte de los esfuerzos de la cooperación belga para impulsar un cacao de calidad para los mercados europeos. Diversas personalidades, tales como el embajador S.E. Sr. Koenraad Lenaerts, el Vice Ministro de MINAM Gabriel Quijandria y el jefe del SERNANP Pedro Gamboa, estuvieron presentes. El embajador belga en Perú, Koenraad Lenaerts, comentó sentirse orgulloso de las organizaciones que destacan la calidad de sus cacaos y el que en sus cultivos se cuide el medio ambiente, una apuesta que asegura no solo la productividad, sino la rentabilidad y calidad para los negocios para el cacao peruano. En Pangoa, la apuesta de la resiliencia es también parte del negocio y se suma a su exitosa propuesta de café orgánico y diversificación de productos basados en cacao para el mercado interno.

¿Quieres saber más sobre el chocolate con sabor a Amazonía de Pangoa?

Revisa nuestra crónica