Una ensalada de repollo (col) podria ser más segura en Nicaragua, con crédito justo a cooperativa

Una ensalada de repollo (col) podria ser más segura en Nicaragua, con crédito justo a cooperativa

02/06/2021

Cerca de estas fechas en el 2020, Coosempoda, una organización de agricultores que abastece el 80% del repollo (col) a la cadena de supermercados más grande de Nicaragua recibió un fondo de inversión de Kampani; la organización social de Bélgica evaluó que Coosempoda era viable para inversión y con ello podrá incidir en aumentar la disponibilidad de vegetales inocuos para la población nicaragüense. Así avanza este anhelo un año después.

Entre mayo y junio inicia el periodo lluvioso en Nicaragua, que, para unos 15.000 agricultores a pequeña escala de hortalizas en el país significa el inicio de la siembra.

Es un periodo tan esperado que se ha convertido en un proverbio popular “como agua de mayo” - dicen los nicaragüenses para referirse a una buena noticia que se espera. Jaime Rivera agricultor y presidente de Coosempoda recibió la noticia del fondo obtenido "como agua de mayo" a inicios del año pasado.

La cooperativa conformada por 114 agricultores de pequeña escala firmó el acuerdo de financiamiento con Kampani, para invertir en infraestructura, compra de insumos y otros procesos que mejoren la aplicación de buenas prácticas agrícolas (BPA) y buenas prácticas de manufactura (BPM) en la cooperativa y sus socios.

En el pais centroaméricano donde 2.1 millones de 6 millones de personas viven con US$1.76 dólares o menos a diario, las siglas BPA y BPM podrían significar una palabra, salud y para las cooperativas, una oportunidad para obtener precios justos y acuerdos comerciales estables.

¿Cómo se da esta relación?, por ejemplo, al comprar una zanahoria la aplicación de BPA garantiza que desde su cultivo fue manejada con el uso adecuado de agroquímicos, manejo del suelo, el agua y demás recursos naturales.

Mientras, las BPM son una serie de condiciones que aseguran que esa misma zanahoria fue manipulada e incluso transportada en condiciones inocuas o seguras para la salud humana.

En Nicaragua, tanto agricultores como organizaciones de agricultores venden en un porcentaje que puede llegar hasta el 70% al mercado informal. Este segmento en Nicaragua es representado por las ventas en mercados a cielo abierto, donde existe un limitado control o regulación de la higiene y seguridad de las hortalizas, al contrario del sector de carnes o lácteos.

En este mercado, los productos se pagan de acuerdo a su demanda. Coosempoda también abastece este segmento. La falta de financiamientos y créditos a las organizaciones de agricultores habia detenido el crecimiento de la cooperativa.

Los supermercados, franquicias y restaurantes son clientes que demandan a sus proveedores estar certificados en BPA, o como mínimo solicitan que los centros de acopio de las organizaciones de agricultores implementen BPM. Los clientes de Coosempoda realizan monitoreos de la calidad e higiene del agua que se utiliza en el procesamiento (lavado) de las hortalizas por ejemplo.

Para que una finca se certifique en BPA los costos varian entre U$2,000.00 a U$3,000.00 dólares por año. Esta inversión aumenta 30% en promedio los gastos operativos tanto para los agricultores como para las cooperativas.

"Cuando el mercado exija inocuidad no queremos salir corriendo a buscar como cumplir con esos requisitos, esta inversión es para eso”, dice Jaime de Coosempoda.

El mes de la buena suerte para Coosempoda

Al visitar la cooperativa ubicada en las partes altas que rodean el lago Apanás en Jinotega se respiran aires de cambios.

“Desde el año pasado con los fondos de Kampani estamos transformando Coosempoda” dice Bismarck Meza, Gerente General. "Estamos a punto de recibir una máquina automatizada para el lavado, secado y limpieza de los productos hortícolas", dice mientras escuchamos los trabajos de construcción que continúan sin parar en el terreno de las oficinas de la cooperativa.

"También, ya se levanta un pozo y una torre para asegurar la calidad del agua para lavar los productos, y para el consumo de las y los colaboradores de la cooperativa” dice Bismarck.

Esta casi por terminarse la cerca perimetral de la cooperativa que estará resguardando las instalaciones para mantener afuera a los animales de crianza u otros.

"También, ya se levanta un pozo y una torre para asegurar la calidad del agua con que lavamos los vegetales y para el consumo de las y los colaboradores de la cooperativa” explica Bismarck.

Actualmente la cooperativa solo tiene la capacidad de “maquilar” col o repollo como se conoce en Nicaragua. El proceso de maquila comprende el corte de los tallos, la inspección de plagas y enfermedades y cargar las coles en los camiones donde luego se trasladan a Managua. Con la nueva maquina automatizada esperan maquilar papa, remolacha entre otros.

Bismarck explica que antes el personal de la cooperativa debía sostener sus reuniones gerenciales y administrativas en las mismas áreas donde se procesaban los alimentos.

“Nuestras expectativas son que al tener la capacidad de maquilar otros productos hortícolas la organización podrá ofrecer mayor cantidad de vegetales y un manejo óptimo de sus procesos” afirma.

En colaboración con Rikolto, Coosempoda ha acordado colocar al menos a una mujer en el Consejo de Administración y aumentar la participación femenina y juvenil hasta el 15%.

Wouter Vandersypen Director Ejecutivo de Kampani

Tanto Jaime como Bismarck trabajan en coordinación con Rikolto y Kampani, para revisar de forma permanente el plan de negocio y darle seguimiento a la inversión. Algunos retos identificados a sobrellevar en los próximos años son:

  • El impacto continuo de COVID-19 en las ventas y la capacidad de exportación,
  • Finalización de la fase de construcción,
  • Y la puesta en marcha con éxito de la nueva línea de lavado automatizada.

Otras obras en construcción son la instalación de 2 casas mallas una para cultivar lechuga y otra para cebolla, que les permitirá cultivar con menos riesgo de pérdidas por plagas y afectaciones como las altas temperaturas que están poniendo en riesgo el cultivo de alimentos en las zonas altas de Jinotega.

Dicen que la buena suerte atrae más suerte, gracias a la experiencia con Kampani, Coosempoda logró presentar un plan de negocio ante la organización canadiense MEDA, a través de estos fondos podrán continuar invirtiendo en mejorar sus procesos, infraestructura, y las capacidades de producción de las familias agricultoras socias.

“Esperamos que ambos recursos les ayudaran a continuar cambiando la cooperativa, e invertir en darle valor agregado a sus hortalizas y que estas no representaran un peligro para salud de la población de Managua”

Guillermo Gutierrez Coordinador de Programas de Rikolto

¿Desea más información sobre Kampani?

La mejora de la capacidad de producción puede beneficiar beneficiar significativamente no sólo a los agricultores miembros sino a su comunidad en general.

Leer más

Para más información sobre el proyecto entre Coosempoda y Kampani contactar a:

Guillermo Gutierrez
Guillermo Gutierrez
Coordinador de proyecto | Nicaragua

Redacción y edición:

Selene Casanova
Selene Casanova
Communications | Latin America & International