Diplomado de cacao fue la llave para conseguir mi sueño, dice joven cacaotero salvadoreño

Diplomado de cacao fue la llave para conseguir mi sueño, dice joven cacaotero salvadoreño

25/10/2021
Judith Vanegas
Judith Vanegas
Consultora de comunicación

El sueño de César Valiente Sageth de 35 años, es convertir su finca agroecológica de 12 manzanas (8.3 hectáreas) en un lugar donde se de valor agregado a la producción de cacao fino y de aroma, transformarlo en el chocolate “Cacao Bros”, y hacer recorridos a turistas. La llave para este sueño dice, la encontró en el Diplomado “Cultivo, Postcosecha, Procesamiento y Comercialización de cacao bajo sistemas Agroforestales”, impartido por el Centro de Capacitación, Innovación y Producción Popayán Priva, del 31 de agosto al 16 de octubre.

“Este diplomado me dio las herramientas para alcanzar mi sueño”, reconoce el joven emprendedor originario de Jayaque, La Libertad, El Salvador. En el curso participaron más de 40 jóvenes cacaoteros salvadoreños.

Valiente impulsa este emprendimiento junto con cinco amigos, quienes son los propietarios. Él funge como socio y administrador de la Finca Cacao Bros, de Jayaque. La finca tiene 777 árboles de cacao por manzana, combinados con árboles forestales, frutales y hortalizas. Cuenta con tres variedades de cacao: criollo, forastero y trinitario.

La finca posee tres manzanas de cacao en asocio con plátano y guineo los cuales están en proceso de desarrollo. Este paraíso tiene además dos reservorios de agua. Anteriormente todo su manejo lo hacía Valiente de forma empírica.

“Lo que recibí en el diplomado vino a fortalecer las prácticas empíricas que estábamos realizando. Con cada tema que recibía de los expertos nacionales e internacionales en cacao iba implementándolo en la finca”, dice el joven líder.

En el diplomado se impartieron 14 sesiones que abordaron las temáticas claves desde la A hasta la Z en el cultivo, postcosecha, procesamiento y comercialización de cacao.

Entre los expertos que impartieron el diplomado están especialistas de El Salvador, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, y Colombia. Las sesiones presenciales en campo estuvieron coordinadas por el equipo técnico del Proyecto Alianza Cacao de El Salvador y CLUSA.

“El reto diario es aplicar los conocimientos adquiridos y lograr ser una finca de excelencia”, agrega el joven cacaotero.

Valor agregado con marca “Cacao Bros”

Aunque esta finca agroecológica la vienen trabajando con cacao hace ocho años, ahora quieren dar el salto y brindarle ese valor agregado al cacao, dice Valiente. “Todo empieza con un sueño, con la fuerza de voluntad, el trabajo en equipo, el respaldo de Dios y el apoyo de entidades como Alianza Cacao El Salvador, CLUSA y Rikolto”.

Destaca que están por levantar la base para un laboratorio de chocolate fino. En estos momentos están en proceso de registrar la marca “Cacao Bros” y obtener los permisos legales.

“La idea se perfeccionó en el diplomado. Y esto nos motivó a dar ese paso para hacer nuestro propio laboratorio, abrir las puertas de la finca al público para dar tours, y desarrollar a los demás jóvenes que vienen detrás de nosotros que también son el motor del sector”, agrega.

Valiente, indica que ya cuentan con máquinas para procesar su propio chocolate de cacao fino y de aroma. Ahora dice posee algunas técnicas que les dieron en el diplomado y han sido fundamentales. Eso les despertó el interés de decir “estábamos dormidos, necesitábamos dar un salto más”.

A él le corresponde administrar la finca y realizar la fermentación y secado. Dice que ahorita están cuidando los árboles de cacao “como un bebé,” están procesando la parte de fermentación y enviando semillas para Estados Unidos.

Con el emprendimiento Valiente y sus asociados, generan siete empleos. Su meta, dice, es generar más empleo en su comunidad, que no solo sea una finca agroforestal orgánica, sino también tener incorporada la parte social con los empleados y ser equitativo con el equipo de trabajo.

Este joven cacaotero, estudia una licenciatura en Teología, tiene estudios como técnico de control de calidad, y logística, y diplomados en seguridad ocupacional, y ahora en cacao.

“Me siento privilegiado por esta beca brindada por Rikolto, y satisfecho de haber ampliado mis conocimientos que ya me están ayudando a dar un mejor desempeño en la finca y así sacar un cacao de excelencia”, dice Valiente.

Los jóvenes participantes en el diplomado son hijos de productores y miembros de equipos técnicos de las cooperativas de El Salvador. Ellos recibieron beca completa de Rikolto con el financiamiento de la Fundación Collibrí de Bélgica, y de la Agencia de Cooperación Suiza para el Desarrollo (COSUDE) a través del Proyecto de Gestión de Conocimiento de la Cadena de Valor del Cacao en Centroamérica (GESCON).

La Fundación Collibrí del Grupo Colruyt de Bélgica invierte en proyectos educativos alrededor del mundo para fortalecer las capacidades técnicas y empresariales de las y los jóvenes vinculados a cadenas de productos alimenticios sostenibles.

Uno de los objetivos de Rikolto es fomentar la colaboración entre todos los actores para abordar los retos de la juventud en la cadena del cacao con un enfoque integrado.

En el diplomado se logró la vinculación con otros programas y organizaciones como Alianza Cacao El Salvador, Clusa y la Mesa Nacional de Cacao de El Salvador, entre otros, lo que permitió realizar intervenciones más estructurales en la cadena de cacao y fortalecer al relevo generacional, indicó Ninoska Hurtado, coordinadora del Proyecto GESCON.

Mayor información: Ninoska Hurtado, Coordinadora Proyecto GESCON, ninoska.hurtado [at] rikolto.org