Perú: ¿Cómo forjamos una juventud rural del Bicentenario?

Perú: ¿Cómo forjamos una juventud rural del Bicentenario?

08/09/2021
Lith Montes
Lith Montes
Coordinadora de proyectos | Perú

Asegurar el futuro de nuestra alimentación depende en buena parte de rentabilizar la agricultura. En Perú, un país con un importante sector agrícola, la clave está en manos de la juventud rural al servicio de la cadena agroalimentaria. Por ello, durante los últimos tres años (del 2018 al 2020) convocamos a 182 jóvenes emprendedores bajo una consigna: ser parte de la solución.

Para quienes tuvimos el privilegio de acompañar durante las jornadas anuales del Foro de Jóvenes, palabras como innovación, tecnología y agro negocios nos motivaban día a día. Encontramos en el foro mucho más que una serie de talleres: un laboratorio anual de ideas que podía ser aprovechado por las nuevas generaciones y que, de alguna manera, capitalizaba el trabajo de años con organizaciones agrícolas, ahora abiertas al trabajo con jóvenes.

El foro nació como iniciativa de Rikolto, NCBA Clusa, Trias, Producers Direct y Progreso; pero llegó a involucrar a más de 30 líderes del sector agrícola y 23 organizaciones de café y cacao que compartieron su experiencia en cada edición. Varias de estas organizaciones, líderes en sus territorios y en la industria agroalimentaria, hoy emplean o colaboran con los jóvenes participantes del foro para hacer realidad sus emprendimientos, apoyar la inserción de jóvenes en la cadena, asegurar nuevas fuentes de ingreso a través de innovadoras líneas de negocio agrícola. La experiencia cobra aún más relevancia de cara a los recién aprobados “Lineamientos estratégicos para la promoción de la Juventud Rural en el desarrollo de la Agricultura Familiar en Perú”

Este año, programado para el 04, 05 y 06 de noviembre, el Foro de Jóvenes alcanzará su 4ta edición (2da virtual) y abordará los temas de planes de Negocios y fuentes de financiamiento, modelos de diversificación productiva y marketing digital. ¿Cuáles han sido las claves del éxito de la experiencia? ¿Cómo se relacionan estos espacios con el protagonismo de los jóvenes rurales en el Perú del Bicentenario?

Alimentar el mindset emprendedor

Desde Rikolto, creemos que mejorar los niveles de vida en zonas rurales va de la mano con fortalecer los procesos de inserción de jóvenes a lo largo de la cadena de valor agroalimentaria. Para ello es indispensable reconocer donde están poniendo los esfuerzos estos jóvenes profesionales y qué los impulsa. Durante los foros pudimos conocer mejor la historia de Jhair, quien por circunstancias familiares y luego por la COVID-19 tuvo como reto profesionalizar la producción de la finca familiar mientras complementaba sus estudios universitarios y participaba del Comité de Jóvenes de su cooperativa. Durante todo este tiempo, el Foro también fue un espacio de inspiración para él.

“Familiarmente venimos trabajando para lograr cafés especiales. Desde la cooperativa los jóvenes queremos demostrar a los mayores que la clave para mejorar la calidad del café y el rendimiento está en la renovación de las plantaciones y en la diversidad. “Venimos a la base, traemos muestras y las probamos entre los socios. Ellos quieren saber cómo es el manejo para obtener mejor calidad, quieren que se les enseñe sobre las prácticas. Hemos formado equipos y para que nuestros productos ya no vayan en micro lotes, sino en una cantidad mayor. Buscan aprender de lo que hacemos los jóvenes.”

Jhair García Hijo de socio, ex miembro del equipo técnico de Aprocassi

Cuando inició su participación en el Foro, Jhair tenía muchas preguntas sobre cómo incrementar las ganancias y aprovechar mejor lo que había en la parcela. Fue entonces que conoció otras experiencias de jóvenes y decidió iniciar por el ordenamiento de la finca y la renovación de la parcela con variedades de alta calidad y productividad. En el camino también instaló un área de piscicultura y otra para la ganadería.

Se espera que los emprendimientos liderados por jóvenes crezcan y sean el motor de una nueva economía, tanto así que cada vez más los gremios y programas agrarios los buscan para participar de las estrategias de capacitación y asistencia técnicas. Ahora esta búsqueda se reforzará con los lineamientos, que coinciden en la implementación de espacios de fortalecimiento de capacidades, promover el talento rural y mejorar los servicios de certificación por competencias y reforzamiento de capacidades en el agro para incluir a los jóvenes en mercados de trabajo asociados a la agricultura familiar.

Comprender la experiencia de los jóvenes, como colectivo

Pronto descubrimos que el Foro permitía, no solo aprendizajes, sino inspiración entre pares. Esto era uno de los factores clave para garantizar el pensamiento emprendedor.

Ediño Ojeda, presidente del Comité de Jóvenes de La Prosperidad de Chirinos, aprendió de las experiencias de otros jóvenes que cultivaban café y cacao, como él. Cuando empezó en la cooperativa hace unos diez años no había muchas oportunidades para capacitarse. Ahora tiene casi treinta años y recuerda que espacios con jóvenes como talleres, foros, pasantías y grupos fueron importantes para hacerse una carrera en el agro y animarse a emprender. Hoy ese mismo espíritu lo anima a compartir con las siguientes generaciones.

“Si hubiera tenido esta oportunidad 10 años atrás, hubiera sido diferente. (…) Nosotros ahora en la cooperativa estamos sacando una innovación con la cáscara. Ya vendrá oportunidad de que otros lleven esto, pero ya que yo lo aprendí, tengo que enseñarlo.”

Ediño Ojeda Miembro del equipo técnico de La Prosperidad de Chirinos

Esta situación también se reconoce a nivel nacional en el documento de Lineamientos Estratégicos: “La juventud rural se desarrolla en un contexto más favorable que anteriores generaciones, disponen de mayor capital humano gracias a su mayor acceso a educación y salud, así como de un capital social y territorial dada su gran capacidad de movilidad entre localidades. También disponen de un pensamiento predispuesto a la innovación y un acceso diferenciado a las TIC”. En este contexto, las y los jóvenes ven la agricultura con otros ojos, como una gran oportunidad. Están conscientes de la necesidad de un trabajo a largo plazo y de hacerlo como colectivo, apoyados en una considerable red de soporte y conocimiento.

Participación de los jóvenes en el desarrollo

Como indicábamos al inicio del artículo, la juventud es esencial para la sostenibilidad de la agricultura y de nuestros sistemas alimentarios.

Abrir el diálogo entre generaciones, vinculando la experiencia y sabiduría de los adultos al entusiasmo y las nuevas ideas de los jóvenes, nos permitirá trascender. Por eso es un orgullo poder comprobar que las reflexiones generadas por el Foro han animado el trabajo de los Comités de Jóvenes y su apoyo desde las organizaciones productoras impulsado estrategias para la membresía de jóvenes (como facilidades y flexibilidad de pagos) y desarrollo de buenas prácticas como el cambio por tercios en sus comités de jóvenes. Para muchas los Comités de Jóvenes son una fuente de ideas y una escuela para identificar a los nuevos líderes.

“Para las iniciativas que la sociedad civil ha generado animando a la juventud en el desarrollo agrario se requería de un marco de trabajo oficial con lineamientos nacionales para un desarrollo más inclusivo. (…) Los lineamientos nacionales requieren de un trabajo multinivel y multisectorial.”
Mariela Wismann Directora del Programa Café de Rikolto para Latinoamérica

En la ruta de crear condiciones necesarias para una real participación de las y los jóvenes en la agricultura familiar, el proceso que coordinó el MIDAGRI desde abril de este año junto a organizaciones de sociedad civil y jóvenes organizados, permitió analizar y proponer aspectos claves que animen la inclusión de la juventud en el desarrollo agrario. Así, lo avanzado en los foros sirvió como insumo para la recientemente aprobada y anunciada Estrategia nacional de jóvenes rurales por el desarrollo agrario, liderada por el ministerio (ver video del evento).

Las mejores celebraciones son aquellas que, reconociendo lo avanzado, generan nuevos compromisos. En este Bicentenario, el Perú le apuesta a la juventud con un instrumento de gestión que marca las pautas para la formación, participación y liderazgo de los jóvenes rurales. Felicitamos este acto con guía e inspira el desarrollo inclusivo. Desde el rol que nos toca estaremos vigilantes y listos a sumar a este proceso en marcha, porque sabemos que no hay posibilidad de desarrollo sino contamos con las y los jóvenes.

Texto: Lith Montes | Colaboración en texto y edición: Natalia Palomino y Mariela Wismann