Certificación de competencias para jóvenes: ¿un nuevo estándar para el cacao?

Certificación de competencias para jóvenes: ¿un nuevo estándar para el cacao?

01/07/2021

Hace 04 años, cautivados por los sabores del cacao y del chocolate, miembros del Comité de Jóvenes de la cooperativa peruana Pangoa deseaban crecer profesionalmente en este mundo. Hoy son catadores de pasta y licor de cacao y especialistas en post cosecha, certificados en control de calidad por el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace) del Ministerio de Educación.

José Luis Arroyo nos cuenta que la certificación le ha abierto los ojos: “Me ha ayudado a entender qué tipo de cacao demanda la industria y qué tipo de cliente debemos atender.” A su vez, Mijael Caysahuana nos dice “con esta certificación me inicié en el tema de cacao.”

En el 2019 ambos formaron parte de la primera promoción de jóvenes de selva central entrenados bajo los estándares de la Norma de Competencia “Catador de Pasta o Licor de Cacao”. Esto fue posible gracias al programa organizado por la Asociación Peruana de Productores de Cacao (Appcacao), en alianza con la cooperativa Pangoa ubicada en Junín, con el soporte técnico de Rikolto.

¿Qué impacto tuvo la certificación en la vida profesional de los jóvenes? ¿Qué huella de “calidad” dejan los nuevos profesionales en cooperativas como Pangoa? Conoce más en este reportaje.

Competencias que marcan la diferencia

José Luis llegó a Pangoa hace 10 años para realizar sus prácticas pre profesionales mientras estudiaba la carrera de Agronomía, y ahí se quedó. Hoy con 30 años de edad trabaja en la cooperativa como administrador de los Comités de café y cacao y comparte en campo lo aprendido con otros jóvenes y socios. Confiesa que la certificación le dio la confianza que necesitaba para desarrollarse en el campo y aconsejar a los productores para lograr el grano perfecto.

“Soy agrónomo de profesión y esta certificación me complementa. Me dio mayor confianza para mis labores de extensión agraria en la cooperativa porque aprendí cómo debe ser un buen cacao fino de aroma y fermentado” explica. Esa seguridad creció gracias a otras iniciativas apoyadas por Rikolto. José Luis participó de pasantías regionales vinculadas a temas de calidad, tecnologías y producción limpia; así como en salones del sector.

Desde su certificación, el joven participó en actividades nacionales e internacionales con consumidores y catadores, a quienes explica las calidades físicas y organolépticas del cacao nativo y chocolate. “Al comienzo te da un poco de temor porque te encuentras con el público y con expertos. Luego vas tomando confianza”, narra José Luis. Él también se llevó la experiencia de ser catador en la etapa regional de uno de los Concursos Nacionales de Cacao de Calidad. “Todas las experiencias me han ayudado para tener un análisis real del cacao en Perú.”

“Tener un certificado a nombre del gobierno pesa más. Si lo tienes es porque has tenido una formación, sabes lo que estás haciendo” comenta Mijael, de 28 años, quien ahora es ingeniero de industrias alimentarias y Presidente del Comité de jóvenes de la cooperativa. La certificación le ayudó también en su actual trabajo en un organismo del Gobierno peruano. Como técnico en calidad en Devida (Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas), Mijael hoy participa de la implementación de plantas de procesamiento y desarrollo de productos derivados del café y del cacao en su natal Satipo.

“Siempre quise trabajar en control de calidad del procesamiento. Lo que aprendí lo sigo aplicando en el día a día; mejorándolo cada vez y aplicando los principios”, agrega. La expectativa es que los participantes de estas capacitaciones y jóvenes certificados tengan mejores oportunidades laborales en las cooperativas o empresas que los emplean y en sus propios emprendimientos.

Nuevos especialistas para la industria

Nuevos especialistas para la industria

Para la certificación, se deben probar conocimientos sobre las características de las pepas del cacao y cómo medir la calidad de la pasta tras tostarla, descascarillarla, triturarla y molerla. La Norma de Competencia “Catador de Pasta o Licor de Cacao” tiene tres unidades: toma de muestra y conservación del cacao, preparación de la pasta y la evaluación sensorial. Las evaluaciones están a cargo de entidades certificadoras autorizadas por Sineace. Appcacao es una de ellas.

Descarga la norma aquí

Profesionales para la región

Teófilo Beingolea, coordinador de proyectos en Rikolto comenta que la certificación es un reconocimiento a los jóvenes que saben hacer bien su trabajo, para involucrarlos en la cadena, beneficiando al cacao nativo fino de aroma y de la región Junín.

“La edad promedio de los socios de una cooperativa como Pangoa sobrepasa los 58 años de edad. Es urgente trabajar en la inclusión de jóvenes para fortalecer a los equipos técnicos, particularmente en control de calidad, contribuyendo al posicionamiento y mayor competitividad en mercados diferenciados”.

“Pangoa destaca en la región Junín por una oferta diferenciada, por lo sellos y por la calidad. Sus clientes requieren un perfil específico del grano de cacao y para atender esa demanda la cooperativa debe conocer el mercado, tener personal calificado, actualizado, especializado en esos temas”, sostiene Luis Mendoza, gerente de Appcacao. Los jóvenes certificados también participaron como jueces en los Concursos Nacionales de Cacao de Calidad promovidos por la asociación nacional. Así el talento local gana experiencia.

Impacto ampliado

Desde que inició el programa de capacitación (conducente a la certificación) en el 2017 los resultados fueron compartidos por Rikolto y Appcacao con proyectos y espacios multiactor:

  • 2018: La experiencia fue presentada en la Mesa Técnica Regional de Cacao de Junín. En base a ello, iniciativas gubernamentales como el Proyecto Especial Pichis Palcazú capacitaron y evaluaron a 70 jóvenes de selva central, certificando a 40 de ellos.
  • 2019: Jóvenes acreditados de la zona de Satipo participaron como jueces para el análisis sensorial de muestras en el XIII Concurso Nacional de Cacao de Calidad, organizado por la Appcacao, Midagri y la Mesa Técnica Regional del Cacao en Junín.
  • 2020: Rikolto, Appcacao y Progreso (Piura) implementan un programa virtual de capacitación y preparación para la acreditación, dirigido a jóvenes productores socios de cooperativas, profesionales del sector público y privado.

A la fecha, la cooperativa Pangoa tiene a 60 jóvenes capacitados en control de calidad de cacao, aspirantes a certificarse bajo la norma del Sinace en toma de muestras en lotes de cacao, análisis físico de cacao y análisis organoléptico (catación) de licor de cacao. Un 15% se ha integrado como cuadros dirigenciales en la cooperativa, como colaboradores en la cooperativa (distintas áreas: calidad, asistencia técnica) y otros se dedican a sus propios emprendimientos familiares en elaboración de chocolates y bombones.

Interesar a más jóvenes en las labores de la cadena permitió también conectar con chocolateros “Bean to Bar”, los más exigentes en el mercado de Europa, Latinoamérica y EEUU. Gracias a su esfuerzo también se ha logrado un mejor posicionamiento para el cacao nativo fino de Pangoa, conservando la biodiversidad del cacao.

Invertir en jóvenes es una semilla que da frutos. Con nuevas competencias, las y los jóvenes de la cooperativa fomentan una cultura de calidad en la cadena y aseguran ingresos dignos para 680 familias socias.

Colaboración | Redacción: Alejandra Visscher (consultora) | Edición: Natalia Palomino (Rikolto)

¿Quieres saber más sobre este proyecto? Contacta a:

Teófilo Beingolea
Teófilo Beingolea
Coordinador de proyectos | Perú