Sistemas alimentarios en jaque, y cómo vienen recuperándose

Sistemas alimentarios en jaque, y cómo vienen recuperándose

06/01/2021
Heleen Verlinden
Heleen Verlinden
International Fundraising & Communications

Un ingreso sostenible para las y los agricultores y alimentos sanos y asequibles para tod@s: es por lo que trabajamos en Rikolto. Y durante el año reciente, se ha vuelto más relevante pero también más difícil que nunca, ya que el Covid-19 interrumpió drásticamente nuestros sistemas alimentarios, exacerbando sus vulnerabilidades.

"Rikolto inició coordinaciones para enfrentar los efectos del Covid a finales de marzo", dice Charlotte Flechet, quien coordina la respuesta ante la pandemia dentro de la organización en red. "En primer lugar, nos centramos en las necesidades urgentes y a corto plazo de las organizaciones de agricultores y entidades con las que trabajamos directamente. En segundo lugar, empezamos a apoyarles para establecer iniciativas innovadoras que les permitieran seguir trabajando".

Nuestra respuesta ante el Covid sigue dos líneas. En primer lugar, nos centramos en las necesidades urgentes y a corto plazo de nuestros socios. En segundo lugar, empezamos a apoyar a nuestros socios en la búsqueda de formas de establecer iniciativas innovadoras.

Charlotte Flechet Coordinadora del Programa internacional "Food Smart Cities"

Primero lo primero: respuesta ágil ante emergencias

En marzo, la prioridad fue apoyar a las organizaciones de agricultores y demás socios del sistema en hacer frente a las urgentes necesidades sanitarias y económicas.

Como las reuniones presenciales se detuvieron, las comunidades de agricultores vieron limitado su acceso a servicios de desarrollo empresarial y asistencia técnica. Para nuestros programas, esto significó reorganizar las capacitaciones y momentos de asistencia técnica de manera virtual. También, representaba apoyar a las cooperativas para que aprovecharan al máximo la tecnología móvil.

Para evitar las multitudes, no estamos organizando escuelas de campo. Ahora mismo, estoy haciendo una práctica de injerto de cacao y compartiendo cómo se hacen en video o fotos en varios grupos de WhatsApp. Esto ayuda a superar la falta de formación y asistencia técnica durante la cuarentena en Honduras.

Santiago Oviedo Fundador de la cooperativa CACAOFER, Honduras

Si bien la asistencia técnica se detuvo, la mayoría de las actividades agrícolas no paraban debido a la cuarentena. El abastecimiento de alimentos se hizo aún más importante, pero estaban bajos presión la disponibilidad de insumos, como semillas y fertilizantes. Esto llevó a Rikolto a apoyar a las cooperativas en garantizar los insumos necesarios para seguir operando.

Por ejemplo, en Vietnam, 118 toneladas de pepino fueron cosechadas por 40 agricultores que inicialmente planificaron no cultivar esta temporada debido a los riesgos relacionados con las alteraciones del mercado. Con el apoyo de Rikolto, cumplieron su compromiso y lograron mantener a sus clientes. En Tanzanía, 74 agricultores a pequeña escala plantaron 75 acres de tierra para multiplicar semillas de legumbres variadas para distribuirlas a otros agricultores y garantizar el acceso a semillas de calidad a cientos de personas en comunidades rurales durante la pandemia.

Como estos héroes de la alimentación siguieron operando desde sus parcelas, las cooperativas tuvieron que mantenerse en funcionamiento, desde la recolección de las cosechas, hasta el procesamiento y la comercialización. Para hacerlo, adoptaron protocolos de bioseguridad, y los trabajadores de las unidades de procesamiento y recolección tenían que protegerse.

Rikolto apoyó a las cooperativas para que continuaran su labor de la manera más segura posible: al menos 8.200 colaboradores de nuestros programas recibieron equipos de protección personal en todo el mundo y 2.432 participaron en capacitaciones sobre protocolos de bioseguridad, principalmente en Perú y Ecuador.

También, se contribuyó a informar a las y los consumidores sobre las medidas de higiene necesarias en los mercados urbanos y para la compra segura de alimentos. Esto, a través de campañas de comunicación a través de medios sociales, vallas de carretera y jingles de radio en Tanzanía, Perú, Ecuador, Honduras y Nicaragua, se llegó a unos 4,64 millones de ciudadanos entre marzo y octubre.

A medida que los restaurantes y los mercados se veían obligados a cerrar, y a veces incluso se restringía el transporte de las cosechas, las y los agricultores veían repentinamente cómo la demanda disminuía y los ingresos se reducían.

La pandemia destacó la urgente necesidad de que las familias campesinas diversifiquen sus ingresos. En nuestros programas de café y cacao, hemos estado centrándonos en los sistemas agroforestales dinámicos durante un tiempo. Estos sistemas implican la combinación del cacao o el café con otros cultivos básicos, como el plátano, la mandioca, el maíz, el tomate, el chile, la naranja y otras frutas. Son más resistentes a las perturbaciones ambientales, como hemos visto en Nicaragua después de que los huracanes Iota y ETA arrasaran el país. Además, de contribuir a que las familias agricultoras sean más resilientes ya que diversifican sus ingresos y su nutrición.

La crisis del Covid 19 nos llama a preguntarnos realmente cuánto estamos trabajando en la resiliencia del sector. Los sistemas agroforestales son un ejemplo de un modelo que ya estamos promoviendo junto con la Fundación Mundial del Cacao, el CIAT y otros socios, a través de las comunidades de práctica, lo que podría contribuir a fortalecer la resiliencia de las familias cacaoteras.

Fausto Rodríguez Director de Rikolto para Latinoamérica.

Mientras tanto, en Perú, hemos apoyado a 4.278 agricultores de cacao y café para diversificar su producción a través de biohuertos vegetales. Pero la diversificación también es clave en otros sectores: en Nicaragua la demanda de hortalizas frescas cayó un 40% entre marzo y agosto, por lo que Rikolto brindo insumos a productores de hortalizas para que prepararan un total de 100 hectáreas para producir frijoles rojos, con un rendimiento de 95 toneladas, debido a las tormentas recientes en la región, todavia estan cuantificando cuanto lograran cosechar.

Respuestas innovadoras para transformar nuestros sistemas alimentarios a largo plazo

Aliviar las necesidades a corto plazo de las organizaciones de agricultores, para garantizar su seguridad, ingresos y seguridad alimentaria en medio de una pandemia, es clave. Asimismo, es importante no perder de vista el interés y las prioridades a largo plazo de nuestros socios. ¿Cómo pueden ajustar su forma de trabajar a esta "nueva normalidad " de la que seguimos hablando? ¿Cómo pueden aprender de esta crisis a ser más resilientes a otras conmociones y crisis en el futuro, por ejemplo al cambio climático? ¿Qué innovaciones se necesitan para hacer que nuestros sistemas alimentarios se recuperen?

Para resolver las limitaciones de los agricultores para ofrecer sus productos y el escaso acceso a los alimentos por parte de los consumidores, apoyamos la creación y o consolidación de nuevas plataformas de comercio electrónico que conectan a los agricultores con mercados más amplios.

En Nicaragua, la crisis causó una caída en la venta de verduras, y aumentó la preocupación de los consumidores sobre el origen de sus alimentos. Este dilema dio paso a un esfuerzo conjunto de Rikolto, eHarvestHub y UCHON, una unión de 5 cooperativas ubicadas alrededor del Lago Apanás, para crear Naju. En esta plataforma, los consumidores llegan directamente a productores que cumplen con estrictas normas de seguridad y entregar los productos en su casa. Además de ofrecer asesoramiento estratégico sobre el plan de negocios y las relaciones con los clientes e inversores, Rikolto también está contribuyendo al establecimiento de un fondo rotatorio para que los productores reciban un precio justo y un pago rápido.

Ecuador entró en una cuarentena severa. El sistema alimentario de la capital, Quito, resultó ser altamente vulnerable: el transporte se paralizó, y el gobierno cerró los principales mercados para evitar el contagio. Rikolto trabajó con la cooperativa de consumidores agroecológicos Sur-Siendo para desarrollar un mercado en línea para distribuir cestas de alimentos a familias vulnerables en el sur de la ciudad. Para julio, 400 ciudadanos estaban accediendo a alimentos saludables a través de la cooperativa, y 25 familias de agricultores estaban abasteciendo a la cooperativa.

Leer más

Kort'Om Leuven es una plataforma de distribución en línea impulsada por Rikolto que trae productos de los agricultores locales a los supermercados y restaurantes de la ciudad de Lovaina, Bélgica. Con el cierre de los restaurantes, Kort'Om rápidamente vio la oportunidad de instalar una máquina expendedora de alimentos en el corazón de la ciudad. En octubre, Kort'om tenía un volumen de negocios estimado de 20.000 euros, frente a los 10.000 euros de julio.

Read more

En muchos países, los restaurantes y los mercados han estado cerrados desde marzo del año 2020. Su cierre afecta a los agricultores y a las empresas de elaboración de alimentos, que hacen frente a grandes volúmenes de excedentes de hortalizas como consecuencia de la crisis.

Al mismo tiempo, debido a la repentina conmoción económica, un grupo cada vez más numeroso de personas -en todo el mundo- se encontró sin medios suficientes para alimentarse. Buscar formas innovadoras de evitar el desperdicio de alimentos y al mismo tiempo apoyar a los que más lo necesitan, se convirtió en una prioridad fundamental para nuestros socios y colegas.

En abril, nació Robin Food. Rikolto junto a cuatro socios lanzó una nueva sopa en Bélgica, hecha de vegetales excedentes para la cual los agricultores tienen dificultades para encontrar un mercado debido a las limitaciones causadas por el Covid. Se vende a personas vulnerables a través de organizaciones de bienestar y tiendas de comestibles sociales. 66.620 litros de sopa se han producido entre marzo y julio, y 30.000 kg de excedentes de verduras se han ahorrado. Gracias al apoyo adicional de EIT-Food, el proyecto se expandirá a los Países Bajos y España. Ahora, el reto es desarrollar un modelo de negocio que permita precios asequibles para los grupos vulnerables, pero que también permita a las empresas de procesamiento de alimentos y de catering cubrir sus costos.

Read more

En la República Democrática del Congo, Rikolto en conjunto con la Universidad Evangélica de África trabaja para fabricar productos alimenticios innovadores que contribuyan a una dieta más diversa, asequible y nutritiva específicamente para los habitantes de Bukavu. A partir de diciembre, se apoya a mujeres y jóvenes que dirigen pequeñas empresas para transformar los granos de arroz partido en harina. Mezclada con maíz fortificado y chía, esta harina altamente nutritiva se utilizará para papillas infantiles, galletas y pan de arroz. Se establecerá un punto de distribución y venta en cada comuna de la ciudad de Bukavu. Si tiene éxito, hasta 26,4 toneladas de arroz partido podrían ser valorizadas cada mes por 750 productores.

Colaborar para vencer la crisis

La colaboración tiene un enorme papel que desempeñar para superar retos como el Covid-19. No hay innovación sin discusión, y esto ayuda al sector a encontrar un camino para avanzar juntos.

Mariela Wismann Directora del programa de Café de Rikolto para Latinoamérica.

Es una verdad obvia, pero somos más fuertes junt@s. Con este fin, algunas de nuestras actividades de respuesta ante el Covid se centraron en conseguir que los diferentes interesados de un determinado sector o país se reunieran en la misma mesa, aunque fuera virtual, para señalar las necesidades específicas a la atención de todos y formular respuestas compartidas.

En alianza con más de 20 organizaciones como Fairtrade, Lavazza, Root Capital, PNUD, Green Climate Fund, Jacobs Douwe Egbert, y asociaciones y ministerios nacionales de café, Rikolto organizó los diálogos del café de América Latina. En una serie de 5 diálogos virtuales, a los que asistieron 1.500 profesionales de América Latina, los EE.UU. y Europa, se profundizó en cuestiones como: ¿Cómo llegan las tazas de café a nuestras mesas durante Covid?

Leer más

Junto con SICACAO, la plataforma regional para el cacao sostenible en América Central y República Dominicana, realizamos un diagnóstico del impacto del Covid-19 en la seguridad alimentaria de los cacaocultores. A partir de ello, contribuimos a la construcción de una respuesta colectiva entre los actores del sector cacao de Centroamérica para limitar el impacto de la pandemia tanto en los agricultores como en las empresas cacaoteras. Las medidas concretas se centran ahora en la vigilancia del impacto del Covid-19 en los precios, los requisitos y las tendencias del mercado, y en la elaboración de protocolos de bioseguridad para la cadena del cacao.

Leer más

La palabra del 2020: Resiliencia

En muchos sentidos, el Covid-19 ha desafiado nuestros sistemas alimentarios. Sin embargo, tras la conmoción inicial, los actores del sector están adaptando su forma de trabajar, sabiendo que volver a la normalidad no es una opción. Y con ello, los sistemas alimentarios se están recuperando, tal vez en camino de ser mejores que antes.

En Rikolto, estamos usando lo que estamos aprendiendo para contribuir a dar forma a los futuros sistemas alimentarios. Poner la resistencia a las crisis en el centro del escenario es definitivamente una de esas conclusiones, en todas sus formas. Resiliencia a través de granjas diversificadas, lo que significa aumentar los ingresos, la seguridad alimentaria y la sostenibilidad ambiental general. Resiliencia a través de la diversificación de los mercados, reduciendo la dependencia de los agricultores y las cooperativas de uno o unos pocos compradores. Y resiliencia de los sistemas alimentarios locales, si los mercados locales son centrales en las políticas, especialmente para los productos frescos e inocuos.